Please reload

Consulta

La actividad de la Unidad se canaliza desde una consulta situada en la tercera planta de la Clínica Montpellier. Usted puede solicitar información telefónicamente en el 685178842 o solicitar una cita presencial para la consulta llamando al 976757706 si es de cerca de Zaragoza o la 685178842 si viene de lejos. En el momento de contacto se determinará las necesidades de cada paciente, indicando la cirugía, la técnica que proceda en cada caso, solicitando el preoperatorio, los estudios complementarios pertinentes y programando la fecha del ingreso e intervención.

 

Todo paciente requerirá de una valoración endocrinológica, psicológica y anestésica preoperatoria y de un seguimiento endocrino-metabólico postoperatorio. Cuando el paciente haya adelgazado y estabilizado su peso se propondrá la cirugía plástica precisa para un óptimo resultado estético, si el paciente lo desea.

 

Un manejo tan completo del obeso mórbido conlleva una estrecha colaboración y participación en el proceso de endocrinólogos, neumólogos, internistas, psicólogos, psiquiatras, anestesistas, cirujanos plásticos, etc., lo que garantiza nuestro éxito.

Los obesos podrán acudir a la Unidad por solicitud propia o ser canalizados por cualquier médico que considere el adelgazamiento de sus pacientes una necesidad y un principio básico de salud. En este sentido la Unidad cuenta con la colaboración de prestigiosos especialistas.

 

La citación para la consulta en la Unidad se realizará a través de la Centralita del bloque de consultas, con teléfono 976 75 77 06.

Puede recibir información de las técnicas y tratamientos a través del teléfono de Información al Paciente: 685 17 88 42.

Indicación de la cirugía y elección de la técnica

La indicación de la cirugía de la obesidad se realizará siendo el índice de masa corporal (IMC) superior a 35 (unos 30 kg de sobrepeso) y la indicación de la cirugía de la diabetes tipo 2 siendo el IMC superior a 30 (unos 15 kg de sobrepeso). Todo paciente que no entre dentro de dicho supuesto será orientada hacia su tratamiento más adecuado que puede ir desde la dieta controlada con o sin ayuda farmacológica y psicológica, hasta la cirugía plástica de alguna zona de su organismo en concreto, pasando por la utilización de un balón intragástrico con el fin de crear sensación de saciedad y poder modificar sus hábitos alimenticios.
Nuestro protocolo de cirugía de la obesidad se basa en las Recomendaciones de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (S.E.C.O.) para la práctica de la cirugía bariátrica (Declaración de Salamanca).

 

Los criterios básicos para indicar la operación son:

 

1.- Según BMI: *BMI = Peso en Kg /Talla x Talla en metros.

 

Pacientes con BMI de 35 a 39,9 que aquejen patologías concomitantes que puedan mermar sus expectativas de vida como: Diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, síndrome apnea-sueño, etc.

 

Pacientes con BMI mayor a 40 con o sin comorbilidades.

 

Pacientes con BMI de 30 que aquejen diabetes tipo 2.
2.- Edad inferior a 60 años y superior a 18 años, pudiendo estudiarse casos especiales fuera de estos límites.

 

3.- Haber realizado previamente tratamiento dietético con una cierta constancia.

 

4.- No existencia de alteraciones psiquiátricas que el psiquiatra considere que contraindiquen la cirugía.

 

5.- No existencia de enfermedad crónica o intercurrente aguda importante, inmodificable con el adelgazamiento, o que desaconseje la cirugía.

 

Cada paciente es cuidadosamente estudiado desde los puntos de vista físico, radiológico, hormonal y bioquímico. En todos los casos se realiza una exhaustiva preparación preoperatoria, enfatizando la necesidad de una potenciación de la mecánica respiratoria e informando, de forma individualizada, de los principios básicos de la técnica quirúrgica, complicaciones y posibles resultados postoperatorios, siguiendo los principios de la declaración de Helsinki.

 

Dependiendo del BMI y de las características de cada paciente se decidirá la intervención más adecuada. En nuestra Unidad, aunque las realizamos perfectamente e incluso por único puerto, solo indicamos técnicas restrictivas en casos muy seleccionados, por lo que optamos principalmente por técnicas malabsortivas por considerar que son las que mejores resultados de adelgazamiento obtienen y las únicas capaces de mantener la pérdida de peso a largo plazo, permitiendo al paciente comer normalmente. El Dr. Resa, coordinador de la Unidad, es el primer cirujano que presentó el bypass biliopancreático de Scopinaro y el bypass biliopancreático de Larrad sin gastrectomía, en el Congreso Mundial de Cirugía de la Obesidad de 2001, siendo actualmente uno de los cirujanos con más experiencia en la práctica del bypass biliopancreático con preservación gástrica del mundo. Además, el Dr. Resa es el introductor del bypass gastroieal, con ventajas sobre los anteriores bypass ya que permite mayor absorción de vitaminas y menor número de deposiciones. En estos momentos, para nosotros, el bypass gastroileal es la técnica más fácil, rápida y segura del arsenal terapéutico de la obesidad y la diabetes.

Preparación preoperatoria

Ya tiene fecha para la operación y el objetivo a cumplir es prepararse para ese día. Debe realizar las pruebas del preoperatorio y los Doctores verificarán que los resultados son adecuados para realizar la intervención. El mejor modo de hacernos llegar el preoperatorio es mandarlo por correo a la clínica Montpellier, Vía de la Hispanidad 37, 50012, Zaragoza. Una vez en nuestras manos procederemos a evaluarlo: 2 cirujanos (Dr. Resa y Dr. Lagos), 1 anestesista (Dra. Bono), 1 internista (Dr. Ferrando), 1 hematólogo (Dr. Polo) y cualquier otro especialista si se necesitase. Un mínimo de 5 especialistas evaluarán sus pruebas y verificarán que todo es correcto para realizar la intervención. Un Pisquiatra (Dr. Sanjuan) observará su encuesta psicológica. El Dr. Lagos le notificará que “todo está bien” mediante un mensaje de texto a su móvil. Si tiene alguna duda sobre las pruebas puede llamar al Dr. Lagos al 607886513.

 

Una vez en la clínica, África, experta en nutrición y secretaria del Dr. Resa, le atenderá y le informará de todo el proceso, haciendo especial hincapié en el modo de alimentarse. Nuestro equipo médico: anestesista, hematólogo, internista, psiquiatra y cirujanos le visitarán sucesivamente, revisando su historia, su medicación y entrevistándose con usted, informando y solucionando sus dudas. Además del preoperatorio tenemos que saber la medicación que toma en ese momento, por lo tanto, el día de la cirugía tiene que llevar consigo, a la clínica, los prospectos de su medicación para entregárselos a África, el primer anestesista que le vea (Dr. Fraguas) o nuestro internista (Dr. Ferrando).

 

Desde el mismo día que sepa la fecha de su intervención deberá empezar a realizar ejercicios respiratorios con un incentivador respiratorio, un aparatito con unas bolas o un tapón para forzar la respiración. Deberá hacer inspiraciones forzadas, ascendiendo las 3 bolas del aparato, 100 veces al día, en tandas de 10 en 10, lo que suponen unas 10 veces por hora. Si hiciese todas las inspiraciones seguidas se marearía, por eso se distancian en veces. El incentivador puede comprarse en farmacias u ortopedias. Si no dispone o no consigue un incentivador puede inflar un globo 10 veces al día, soplando cada vez 10 veces. Si infla el globo 10 veces al día y cada vez sopla 10 veces, a lo largo del día habrá soplado 100 veces. Si fuma procure fumar menos. No es necesario que deje de fumar totalmente.

 

Haga además un poco de ejercicio.

Tres días antes de la intervención

(el día de la intervención también cuenta, es el tercer día) deberá empezar a tomar dieta líquida. Esto supone tomar líquidos solamente, sin tropezones, sin gas y sin alcohol. Nos da igual que el líquido que sea dulce que salado, frío o caliente. Lo importante es que sea líquido, con poco residuo, de modo que cuando operemos y hagamos las uniones necesarias no existan restos que puedan producir presión sobre dichas uniones y reventarlas.

 

¿Qué consideramos líquido?

 

Líquido es todo aquello que pasa por un colador, sin forzarlo, sin tropezones, sin nada más que el líquido. Los líquidos no deben tener gas ni alcohol.

 

LOS LIQUIDOS QUE PUEDE BEBER SON: Agua, leche, café, café con leche, zumos, caldos de carne o pescado sin tropezones, infusiones, Actimel, Acuarius, etc. En general cualquier líquido SIN GAS NI ALCOHOL. En esta fase antes de la cirugía la máxima densidad del líquido será el gazpacho o el yogurt líquido. Da igual que sea frío o caliente, dulce que salado. Insistimos en que lo importante es que sea líquido para que no deje residuos. Pude tomar lo que quiera pero lo lógico es tener sentido común y en el desayuno tomar el líquido que se acostumbre a desayunar, a media mañana un zumo, en la comida algún caldo, en la merienda algún otro zumo o lácteo y en la cena otra sopa, además de alguna bebida isotónica y agua durante el día. No hará muchas deposiciones ya que el organismo necesita todo el líquido para mantenerse e hidratarse y absorberá casi todo el que tome.

 

¿QUÉ EJERCICIO PUEDO HACER?

 

EN LA MEDIDA DE SUS POSIBILIDADES CAMINARA SIN CANSARSE Y NO DEBE HACER ESFUERZOS FISICOS.

 

¿QUÉ MEDICACION DEBO TOMAR?

 

Tomará la medicación habitual de sus problemas comunes hasta la misma mañana de la cirugía.

 

Si toma antiagregantes o anticoagulantes deberá comunicarlo a sus médicos para que le informen de cómo dejarlos unos días antes de la intervención (en torno a 5 días antes). Tenga especial cuidado con el Sintron, la Aspirina, el Adiro, el Plavix, etc. La semana antes de la cirugía una anaestesista, la Dra. Bono, le llamará para controlar las medicaciones y aconsejar sobre los tratamientos, además de verificar que todo está correcto para la cirugía. Sólo en casos especiales se le pautará medicación preoperatoria. Por lo general sólo la precisará si sus condiciones respiratorias o cardiacas no son adecuadas.

El día de la intervención

Podrá desayunar líquidos hasta las 10 horas. Posteriormente, no podrá tomar nada, ni agua, ni chicle … NADA, hasta nueva orden.

 

Ingresará hacia las 12 h del día de la cirugía. Si quiere venir antes puede hacerlo o si por motivos de horario de transporte público llegase más tarde no debería ser después de las 13 h o deberá comunicarlo con antelación. Acudirá a la entrada principal de la Clínica Montpellier y se dirigirá al mostrador. Allí debe indicar que viene a operarse con el Dr. Resa, Le atenderán tomando sus datos y le acompañarán a la planta donde será ingresad@ en una habitación individual con un sofá cama para un acompañante.

 

Poco después de su ingreso, una secretaria del Dr. Resa, experta en nutrición, África, se presentará, le informará y se ofrecerá para que su estancia sea lo más cómoda posible.

 

Recibirá la visita del anestesista, Dr. Fraguas, para cogerle una vía, ponerle un gotero e informarle a cerca de la anestesia. Con el anestesista irá el hematólogo, Dr. Polo, que tomará una muestra de su sangre para preparar unas unidades de su grupo por si fuera necesaria durante la cirugía o el postoperatorio inmediato. Casi nunca se necesita; pero es conveniente tener una reserva para trabajar con la máxima seguridad para usted.

 

Entre las 15h y las 16 h le visitarán el internista-endocrinólogo, el Dr. Ferrando y el psiquiatra, el Dr. Sanjuan. Ellos habrán visto sus pruebas y test, solucionarán dudas, darán apoyo médico y se pondrán a su disposición para colaborar en el seguimiento postoperatorio.

 

Hacia las 16 h el cirujano, el Dr. Resa, pasará por su habitación para informarle a cerca de la intervención y comentarle el momento previsto para iniciar la cirugía.

 

Cada uno de los médicos habrá informado de diferentes aspectos. Usted leerá el consentimiento informado y si tiene alguna duda nos preguntará antes de firmarlo y bajar al quirófano.

 

Previo a la cirugía, en su habitación, se le hará una ecografía abdominal, principalmente para descartar la existencia de piedras en la vesícula. Si tuviese piedras en la vesícula, que puedan dar problemas en el futuro, durante su intervención el podemos retirarle la vesícula si usted lo desea.

 

Antes de la operación, una vez anestasiad@, para que no sienta molestias, le realizaremos una gastroscopia donde podremos ver su estómago, hacernos una idea del tamaño, grosor de la mucosa y de la pared y descartar patologías que impidiesen hacer la cirugía.

 

El cambio de vida que usted va a experimentar es tan positivo que debe tomarse toda la preparación, el proceso de cirugía e ingreso y el postoperatorio con optimismo. Esto ayuda mucho a su recuperación.

Ingreso, intervención y alta

Las pruebas preoperatorias se habrán realizado con antelación al ingreso. Si se precisase repetir alguna o más exámenes se podrían realizar las horas previas a la operación.

 

Desde el día en que indiquemos la cirugía y solicitemos las pruebas preoperatorios iniciarán una preparación respiratoria mediante unos ejercicios y un pequeño instrumento para inspirar con fuerza y mejorar la capacidad pulmonar y la dinámica respiratoria.

 

Unos días antes a la intervención tomará dieta líquida. El día previo a la cirugía, a partir de las doce de la noche no podrá tomar nada por boca si la operación va a ser a la mañana siguiente. Si la intervención es por la tarde (casi simpre), podrá desayunar, líquidos, hasta las 10 de la mañana. Debe bañarse la mañana de la cirugía.

 

Si toma alguna medicación diariamente, el cirujano le indicará si debe tomarla la mañana de la cirugía con un pequeño sorbo de agua. Si usted toma aspirina, antiagregantes o medicación para artritis, deberá suspender estas drogas antes de la cirugía, el cirujano le informará de la pauta a seguir.


El día de la operación permanecerá en ayunas, desde el momento que se ha indicado anteriormente. Se ingresa unas horas antes de la cirugía para preparación, en una habitación para alojar obesos mórbidos y un acompañante.

 

la secretaria del Doctor Resa, África, para darle la información que necesite y ofrecerse para que su estancia sea lo más cómoda posible. Una vez instalado en la habitación uno de nuestros anestesistas y el hematólogo le visitarán para cogerle una vía con un gotero y una muestra de su sangre respectivamente. Un internista se habrá preocupado por su salud y un psiquiatra velará por su tranquilidad. En torno a las 16 horas el Doctor Resa se personará en su habitación para indicarle el orden en el que bajará a quirófano y la hora.

 

La intervención dura unos 30 minutos. La familia deberá tener en cuenta que los preparativos preoperatorios y la salida del quirófano alargan el tiempo total por lo que la espera puede que se les  haga un poco larga (si abandonan la habitación, deberán regresar antes de una hora a partir del momento en que el paciente sea trasladado a quirófano). Al concluir la cirugía se les llamará a la habitación para notificarles que la intervención ha terminado y reclamar su presencia en la sala de espera de quirófano para ser informados del resultado de la misma. Posteriormente podrán ver a su familiar operad@, el cual, a partir de ese momento permanecerá entre 1 h 30 minutos y 2 horas en la sala de despertar, subiendo a la habitación seguidamente, donde los familiares le esperarán y el paciente pasará la noche acompañad@ si lo desea.

 

Una vez en la habitación moverá los pies como si se pusiera de puntillas y doblará las piernas una y otra posteriormente, cada hora durante unos minutos. También le interesa hinchar los pulmones fuertemente de vez en cuando.

 

Observará que lleva un drenaje en un lado; tanto el drenaje como la vía se mantendrán hasta su alta.

 

En las primeras 12 horas postoperatorias se iniciará la movilización en la cama y en el sillón, y la ingesta de líquidos. Si tolera los líquidos, se dará el alta en menos de 48 horas desde la cirugía, con indicaciones precisas de cómo debe ser la ingesta en el domicilio, de la medicación que debe tomar y cuándo volverá a revisión.

1.º día después de la operación

Seguirá haciendo ejercicios de piernas, brazos y pulmones. Puede doblar la cama y quedarse semisentad@. Debe comenzar a levantarse y debe hacerlo de forma progresiva: primero incorporando el respaldo de la cama hasta quedar semisentad@ en la misma, posteriormente sacará las piernas de la cama dejándolas colgando y quedando sentad@ en ella. Una vez compruebe que no se marea podrá ponerse de pie al lado de la cama y caminar hasta el sillón o sofá. Este es el ejercicio del día: cama-sillón, sillón-cama.

 

Si el cirujano, o un miembro del equipo del Dr. Resa, lo considera oportuno comenzará a beber agua a lo largo de la tarde-noche (no debe tomar o ingerir nada que no se le indique). Si no comenzase a beber este día lo haría al siguiente. Lo más frecuente es que beba en menos de 24 horas y en menos de 48 horas postoperatorias sea dad@ de alta.

2.º día después de la operación

Seguirá haciendo ejercicios de piernas, brazos y pulmones. Puede comenzar a dar pequeños paseos. Recuerde que cada vez que se levante de la cama debe hacerlo de forma progresiva para evitar marearse.

 

Beberá a pequeños sorbos, de 1 ó 2 milímetros en la altura de un vaso de 250 cc., como ya se ha indicado anteriormente y seguirán teniendo una frecuencia de 15 minutos. No puede tomar nada a menos que el cirujano se lo permita.

 

Si todo está bien y el cirujano lo cree conveniente será dad@ de alta, sino se irá al día siguiente.

 

Antes de irse le quitarán los goteros y el drenaje,  se duchará, le curarán las heridas y estará preparad@ para ser trasladad@ a su domicilio.

 

Por su seguridad, no porque no pueda físicamente, no debe conducir hasta pasados 9 días, cuando le hayan quitado los puntos. Los puntos se retirarán en la consulta, a los 9 días de la cirugía, o en su médico de cabecera, si queremos evitar el traslado a Zaragoza.

 

Durante el ingreso estará atendid@ por los miembros de la Unidad y del equipo del Dr. Resa constantemente, tanto en persona como telefónicamente. Usted y sus familiares dispondrán del teléfono del cirujano para manifestarle cualquier duda o inquietud.

Primeros días en el domicilio

La cirugía laparoscópica de la obesidad es una cirugía abdominal mayor y los primeros días se puede sentir algo de dolor, nauseas y vómitos.


La actividad depende de cómo se sienta el paciente. Se aconseja caminar. Los pacientes pueden retirarse los apósitos y bañarse desde el día siguiente de la cirugía. Los pacientes serán capaces de regresar a sus actividades normales dentro de dos semanas, incluyendo: conducir, subir escaleras, levantar objetos livianos y trabajar. En general, la recuperación es progresiva. Si el paciente tiene un trabajo sedentario, en una oficina o controlando un negocio, podrá trabajar en 7 ó 9 días. Si el paciente realiza un trabajo que requiere un esfuerzo físico importante deberá descansar más de dos semanas.La presencia de fiebre, empeoramiento del dolor abdominal, distensión, nauseas y vómitos persistentes, o salida de líquido o pus por alguna de las heridas son indicaciones de que puede haber ocurrido alguna complicación. Esto es muy, muy, muy poco frecuente; pero si sucede usted debe contactar con su cirujano en estas circunstancias.

Seguimiento

Las revisiones serán, a los 9 días, al mes, al 3, 6, 12,15, 18 y 24 meses. Cada tres meses durante el primer año y cada seis meses durante el segundo. En las sucesivas vistas se proporcionarán consejos nutricionales, se recomendarán ejercicios y cuidados de la piel para que se adapte al adelgazamiento. El paciente se realizará controles analíticos que nos hará llegar y recibirá contestación sobre los beneficios metabólicos que han surgido y las necesidades de vitaminas y minerales que precise. En este tiempo habrá perdido, poco a poco, todo lo que deba perder y será el momento de indicar técnicas de cirugía plástica con el fin de eliminar la piel sobrante, si la hubiera. Al principio adelgazará rápidamente, después más despacio, hasta estabilizarse. Perderá de un modo exponencial. El primer mes, como es cuando más peso se tiene para perder, se perderá más, unos 10 kg. Los meses sucesivos, como queda menos peso para perder se irá perdiendo menos. El organismo estabiliza el peso cuando nos vamos acercando a nuestro peso adecuando en relación a nuestra atura.

Pida información en:
La Unidad de cirugía de la obesidad de la Clínica Montpellier 976 75 77 06
Teléfono de información al Paciente: 685 17 88 42